HISTORIA

Ir abajo

HISTORIA

Mensaje por Invitado el Sáb Nov 15, 2008 5:43 pm

HISTORIA


900 - 910 D.C.


La primera década del Siglo X fue sin duda una época convulsa, donde asístimos a las primeras persecuciones de herejes y grandes éxodos en muchisimo tiempo. El Reino de la Dos Costas, unido desde hacía siglos, se disgregó, influenciado por un hecho transcendental que pasará a los libros de historia: La excomunión del Rey David de Tal a manos del Papa Dante XIII. Esto, unido a las luchas internas entre Ribera y Puertonegro, y la mala relación de su duque, Magno, con el Rey, precipitaron la dramática excisión de Ribera y Puertonegro, que pasaron a ser independientes.

Pero esos no fueron todos los problemas que azotaron al Reino de David de Tal, si no que además tuvo que ver como un sanguinario y escurridizo pirata, el Dragón de los Mares, causaba el terror entre sus marineros, asesinando y secuestrando a importantes comerciantes. Además, las ancestrales disputas con el Califato y Al-Jamin, les llevaron a un conato de guerra, que acabo con la cesión a los árabes de una pequeña parcela de terreno, para evitar un mal mayor.

Aunque fue sin duda el Condado de Puertonegro donde se vivieron los hechos más sangrientos, pues además del asesinato recíproco de varios campesinos, el Conde Magno ordenó expulsar salvajemente de sus tierras a cientos de protestantes que vivían en ellas, en una noche amarga para el mundo protestante.

Sin embargo, el paso de los años no acabó con las disputas entre árabes y doblecosteros, pues tanto el Califa como el Sultán, no han perdonado aún a Magno las ofensas vertidas contra ellos y su Dios, y la posibilidad de una inminente guerra flota aún en el aire.

El mundo musulmán vivió una terrible enfermedad, la difteria, pero el buen hacer de sus gobernantes y consejeros evitaron males mayores, y aunque murieron muchos, la enfermedad fue erradicada. A manos de su belicoso Califa y del sabio Sultán, los árabes vieron como su hegemonía en occidente no se veía peligrar, y ponían sus miras en la conquista de otros territorios...

En contraste con la decadencia de Dos Costas, el otro gran Reino cristiano, Sinmar, vivía días de gloria con el nombramiento de uno de sus señores, Sebastian Argenti como Arzobispo. Se vio así rubricada la fe en Dios y en la Iglesia de los sinmarianos, que de manos del Altísimo prometían tiempos de gloria a sus gentes.

Mientras árabes y cristianos entraban en disputas en occidente, en el otro extremo del mundo, en el Imperio Zournano, se producían uno hechos que marcarían el devenir de los años siguientes en el resto del mundo, cuando los cristianos de Tamasca, liderados por De la Rochelle, se sublevaron, matando a la población oriental de la provincia. La respuesta del emperador no se hizo esperar, y pocos años después, los ejercitos orientales volvieron a tomar el control de Tamasca, a pesar de sumirla en las ruinasy el desconcierto. Todo esto llevó a la expulsión de los cristianos que aconteció posteriormente en Zte. Hoy en día, todas las provincias del Imperio están gobernadas y unificadas por el emperador, y solo los orientales y protestantes pueden vivir en ellas, sin pertubar su paz. El sueño de la dinastia Zin comenzaba a cumplirse.

La historia no puede obviar otros hechos importantes de esta década, como la breve contienda que los ejercitos de Avanzi y Caravia libraron contra Kahun-Zhan en su afán por acabar con el Dragón de los Mares, el cual sospechaban se escondía allí. No hallaron pista alguna sobre su paradero, y al ver que ambas fuerzas estaban igualadas, se firmó la paz, no se sabe aún si duradera con la llegada del nuevo rey, Kos Ripen.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.